La recuperación muscular tras una lesión es un proceso lento y que implica tanto reposo como ejercicio. Los movimientos a realizar deben estar medidos y siempre intentando no lesionar más. Por tanto, el dolor y el cansancio serán barreras a no superar. Sigue leyendo para saber qué tipo de ejercicios y con qué frecuencia se han de realizar.

Tipos de lesión muscular en grado de daño

  • Contractura. Se trata de la lesión más leve de todas. Hay una alteración funcional, pero no es realmente una lesión como tal. El pronóstico de curación es de entre 1 y 3 días. No suele requerir de un exhaustivo examen médico, ya que la sintomatología es leve y la propia persona es consciente de ello.
  • Microrrotura fibrilar. Sube en la escala del dolor y gravedad con referencia a la contractura. Tiene el problema de que si no se diagnostica correctamente puede agravarse y dar lugar a una rotura fibrilar. El tiempo de recuperación muscular para este tipo de lesión es de 3 a 14 días. Hay pocas fibras afectadas, pero el tejido conectivo de la zona está afectado.
  • Rotura fibrilar. Si una microrrotura empeora desemboca en una rotura completa. Suele dar lugar a un hematoma. Es importante que se realice una resonancia magnética para saber qué afectación tiene. Para la recuperación se necesitan de 3 a 8 semanas completas.
  • Rotura muscular. Es el más grave de todos los casos. El momento de la lesión refiere un dolor agudo, punzante y incapacitante. Se pierde la funcionalidad porque la rotura es importante. El tiempo de curación es de 8 a 12 semanas e implica fisioterapia y seguimiento médico.

Primera etapa en la recuperación muscular

Independientemente del tipo de lesión, los primeros tres días se recomienda un tratamiento similar. Crioterapia (hielo en la zona) y reposo con elevación, pero sin ser estricto. Una rotura de hueso necesita inmovilización, pero una lesión muscular no. El movimiento, dentro de las posibilidades, es necesario. Se puede colocar un vendaje elástico que comprima un poco la zona.

Tras la lesión, lo primero que ocurre es una respuesta inflamatoria por parte del cuerpo. Más sangre llega a la zona afectada para lograr esa reparación al aportar células y oxígeno necesario. Suele crearse hematoma, por lo que la compresión mediante vendaje ayuda a su reabsorción.

Lo que no se debe hacer es tomar antiinflamatorios, solo analgésicos. Tampoco es recomendable el ejercicio hasta pasadas las 72 horas. Tras este tiempo y un estudio ecográfico de la zona, se puede determinar el tipo de lesión, cuánto tardará en curar y los ejercicios a realizar para ello.

Segunda fase de reparación del músculo

Pasada la etapa inflamatoria se entra en la llamada fase degenerativa y se vascularización, hasta la segunda semana de la lesión. Es el tiempo de curación medio de una microrrotura fibrilar, pero un paso más en el resto de lesiones. Durante esta fase todavía se sufre la lesión y se intenta ayudar al cuerpo a que la vascularización sea buena. A partir de este momento las terapias térmicas sí están indicadas y los profesionales mantienen la unanimidad en realizar ejercicios específicos y mantener la movilidad del cuerpo.

Los ejercicios a realizar para comenzar la recuperación muscular son:

  • Estiramientos. Deberán ser siempre sin dolor.
  • Contracciones. Basadas en la tolerancia del músculo y la gravedad del daño muscular.
  • Ejercicios isométricos.
  • Realizar ejercicios acuáticos para mantener la condición aeróbica del resto del cuerpo.

Tercera fase de curación

Se entra en ella hasta el primer mes del día en el que se produce la lesión. Lo que se fomenta en esta fase es la estimulación celular y también la proliferación de las fibras musculares. Es decir, se comienza la cicatrización del músculo. Por tanto, es el momento de forzar un poco más el músculo para evitar que se atrofie.

  • Contracciones isométricas, concéntricas y excéntricas. Deben realizarse progresivamente, pero siempre enfocados en ir a más.
  • Estiramientos basados en el dolor. Cada vez se esfuerza un poco más para que el umbral del dolor vaya a más.

Última fase de recuperación muscular

Es la remodelación del músculo. Puede alargarse hasta 6 meses tras la lesión en los casos más graves. Este periodo es aquel en el que se aumenta mucho más la demanda del músculo para seguir observando si ha cicatrizado correctamente y se ha recuperado la funcionalidad completa. Se siguen realizando ejercicios de fisioterapia y, además, se debe aumentar la ingesta de proteína.

Con Eurofitness podrás encontrar el club en el que realizar los ejercicios específicos para lograr una recuperación muscular completa. Solo tienes que consultar el mapa para encontrar el más cercano a tu casa y ganar en comodidad.

Hazte socio. alta Online

La manera más fácil de hacerte socio de Eurofitness.
Hazte socio ahora on.line y disfruta de las ventajas exclusivas sólo para altas on.line.
Te lo ponemos fácil: seleccionas el Club, llenas los datos personales, arrecifes la oferta que más se ajuste a tus necesidades y haces el pago ¡!

1. Datos de contacto
2. Seleccionar opciones
3. Pago

Solicita tu invitación

Te invitamos a que disfrutes de Eurofitness. Rellena el formulario con tus datos y dispondrás de una invitación personal.

Género
Documento
Fecha de nacimiento

Formulario de contacto

Déjanos tus datos y contactaremos contigo.