Es lógico que tengas días en los que no te apetezca hacer nada. Incluso ir al gimnasio se hace cuesta arriba. No te preocupes. Esta falta de motivación para entrenar es pasajera y se puede solucionar. A continuación, te mostramos los pasos que tienes que seguir para recuperar esa ilusión por el deporte.

 

Qué es la motivación

La motivación es un conjunto de factores internos y externos que determinan las acciones de una persona. Muchas veces se confunde motivación con ganas o deseo de hacer algo. Este es un error, porque muchas personas entrenan motivadas, pero sin ganas. ¿Qué significa esto? Que la motivación implica tener motivos para lograr un objetivo. Depende de donde pongamos nuestro foco de atención, entonces tendremos una motivación extrínseca (beneficio externo de la propia acción) o motivación intrínseca (relacionada con los valores o propósitos de vida).

 

Ahora bien ¿qué nos motiva a hacer ejercicio todos los días? Cada persona tendrá sus propias motivaciones que pueden ser:

 

  • Bajar de peso.

  • Mejorar la autoestima.

  • Reducir el estrés y la ansiedad.

  • Conocer gente.

  • Disfrutar de una actividad deportiva.

  • Participar en una competición.

  • Superarse día a día.

  • Dormir mejor.

 

Factores que intervienen en la motivación deportiva

Diversos estudios sobre el deporte han demostrado que para que se lleve a cabo el cumplimiento de un entrenamiento se han de dar una serie de factores:

 

  1. Conveniencia: el centro deportivo o gimnasio ha de estar cerca de la casa o del lugar de trabajo de la persona que quiera entrenar.

  2. Ambiente: el ambiente donde se realiza el ejercicio influye directamente sobre la motivación: limpieza, estado de las instalaciones, patrones de color en la decoración, olores, etc.

  3. Relaciones sociales: muchas personas se unen a un centro deportivo para disfrutar del entrenamiento en compañía. Allí no solo mejoran su salud física, sino que vínculos sociales con otras personas con sus mismas aficiones.

  4. Rendimiento deportivo y resultados: un programa de entrenamiento bien diseñado brinda unos resultados fácilmente medibles. Si una persona ve que su esfuerzo tiene una recompensa palpable, es más fácil que continúe motivado para seguir adelante.

 

¿Qué excusas ponemos entonces para no hacer ejercicio? El cuerpo es muy cómodo y nuestra mente más. Por este motivo, el cerebro nos envía mensajes para que ahorremos energía buscando excusas absurdas, tales como, falta de tiempo, presupuesto limitado, intentos fallidos en el pasado, aburrimiento…

 

Cómo mejorar la falta motivación para entrenar

Si últimamente lo único que te apetece es estar frente al sofá sin hacer nada, eso significa que estás desmotivado. Levántate y presta atención porque tenemos las pautas que te ayudarán a terminar de una vez por todas con tu falta de motivación para entrenar.

 

Ponte la ropa deportiva

La clave está en engañar a tu mente. Sin pensarlo ni un segundo vístete con tu ropa deportiva aunque no tengas ganas de entrenar. Esto evitará que vayas directamente a tumbarte. Usa colores llamativos y alegres capaces de activar tu cerebro.

 

La regla del minuto

Este es un método japonés que te ayudará a evitar la procrastinación. Si no tienes ganas de entrenar, solo te vamos a pedir un minuto de tu tiempo. Realiza durante 60 segundos el ejercicio o deporte que más te guste y repite esta acción durante varios días. Sin darte cuenta habrás entrado de nuevo en la rutina deportiva que tanto te satisfacía.

 

Juega con la variedad

Una de las principales razones por las que perdemos la motivación para entrenar es el aburrimiento. Esto tiene fácil solución. Variedad, variedad y variedad. No hagas siempre el mismo entrenamiento y prueba cosas nuevas. Sal a correr, a andar en bici, a nadar, prueba una clase de baile, haz boxeo… Tienes mil y una opciones más.

 

Rodéate de motivación

Todo es mucho más fácil si se entrena en grupo. La motivación se contagia, así que entrena con tus amigos para transmitiros buena energía y ganas. Si un día estás desmotivado, ellos podrán ayudarte y viceversa.

 

Diario de entrenamiento

Escribe cómo te sientes después de entrenar en una libreta o diario de entrenamiento. Puedes añadir fotos o notas con los logros conseguidos. De esta manera, siempre recordarás las cosas buenas de hacer deporte.

Encuentra tu gimnasio Eurofitness más cercano y únete a una de las mayores comunidades deportivas.

Hazte socio. alta Online

La manera más fácil de hacerte socio de Eurofitness.
Hazte socio ahora on.line y disfruta de las ventajas exclusivas sólo para altas on.line.
Te lo ponemos fácil: seleccionas el Club, llenas los datos personales, arrecifes la oferta que más se ajuste a tus necesidades y haces el pago ¡!

1. Datos de contacto
2. Seleccionar opciones
3. Pago

Solicita tu invitación

Te invitamos a que disfrutes de Eurofitness. Rellena el formulario con tus datos y dispondrás de una invitación personal.

Género
Documento
Fecha de nacimiento

Formulario de contacto

Déjanos tus datos y contactaremos contigo.