Ejercicios de respiración para mantener tu lado “Zen”

Ejercicios de respiración para mantener tu lado Zen

Los ejercicios de respiración pueden incluirse dentro de una rutina de cuidado integral. Pueden aportar numerosos beneficios para nuestro bienestar en general y hacer que nos sintamos mejor y mucho más relajados. Es por ello que a continuación queremos ofrecerte una serie de ejercicios de respiración que pueden ayudarte a obtener un mejor estado de salud físico y psíquico. Estos ejercicios pueden combinarse con ejercicios de meditación. 

1.- Inhalación y exhalación consciente

El primero de nuestros ejercicios de respiración es el de inhalación y exhalación consciente. Lo primero que debemos hacer es colocarnos en el suelo en la llamada posición de loto. Esta forma de respiración proviene del yoga y es un buen inicio a la hora de relajarnos y conseguir una buena circulación del aire por nuestro organismo.

Lo que debemos hacer es intentar ser conscientes de nuestra propia respiración. Para ello, hay que imaginar el punto del inicio de nuestra garganta, donde termina nuestra lengua. Visualizaremos el aire entrando dentro de nosotros exactamente igual que cuando bebemos. Inhalaremos todo el aire que podamos y aguantaremos con él dentro de nosotros. Después exhalaremos despacio, siendo conscientes en todo momento de nuestra respiración.

En un primer momento haremos respiraciones cortas simplemente para lograr hacernos conscientes de nuestra respiración. Posteriormente, puede hacerse el ejercicio más intenso aumentando el tiempo que pasamos inhalando. La idea es ir expandiendo poco a poco nuestros pulmones tomando aire cada vez durante tiempos más largos.

En estos dos ejercicios se trata de inhalar y exhalar por la nariz. Sin embargo, existe una tercera técnica de respiración que está indicada especialmente  para momentos de estrés o en los que tengamos emociones muy intensas. En ese caso inhalaremos el aire por nuestra nariz pero lo soltaremos por la boca. 

2.- Respiración coordinada con el movimiento de los brazos

El segundo de nuestros ejercicios de respiración es uno indicado especialmente para combatir estrés y ansiedad. En primer lugar, debemos identificar la emoción que sentimos y, al mismo tiempo, debemos también identificar qué emoción nos gustaría sentir en su lugar. Ahora, nos colocaremos de pie, haciendo que todo nuestro cuerpo esté alineado. De esa forma, nuestros pies, cadera y pecho deben estar a la misma altura y nosotros debemos mantener la espalda recta.

Este tipo de respiración debe ser profunda. Cuando inhalemos debemos mover nuestros brazos como si estuviéramos metiéndolo dentro de nuestro pecho. Al exhalar, debemos hacer con nuestros brazos el movimiento como de estar echándolo fuera de nosotros. Es decir, mover nuestros brazos como si estuviéramos empujando fuera lo que queremos sacar de nosotros. La clave está en coordinar el movimiento de nuestros brazos con nuestra respiración.

Para ello, podemos hacerlo a mayor velocidad aunque siempre acompasando el movimiento. Este tipo de respiración debe hacerse por completo por la nariz. Es importante visualizar cuando exhalamos el aire que expulsamos de nosotros la emoción que queríamos sacar fuera.

3.- Ejercicios de respiración abdominal

El tercero de nuestros ejercicios de respiración es la respiración abdominal. Se trata de un ejercicio fundamental para conseguir la relajación con el que comenzaremos tumbándonos boca arriba. Como sabrás, es posible respirar con el pecho o con el abdomen (empleando el diafragma). En este ejercicio el propósito es bloquear la respiración de nuestro pecho y hacerlo solo con nuestro abdomen.

Una vez que estemos tumbados, podemos flexionar nuestras piernas apoyando la planta de nuestros pies en el suelo o colchoneta que estemos usando para hacer el ejercicio. Es una buena forma de controlar este tipo de respiración el colocar nuestra mano en el abdomen para así asegurarnos que sube él y no nuestra caja torácica.

Es importante repetir con frecuencia este ejercicio hasta conseguir dominarlo. Cuando lo hayamos hecho, podemos ayudarnos de un objeto pesado como un libro para levantarlo con nuestra propia respiración. Hay que repetir el ejercicio durante varios minutos. Naturalmente, mientras hagamos este ejercicio debemos procurar mantener nuestra mente centrada en la respiración. Con ello, conseguiremos hacer que nuestra mente no se centre en los pensamientos negativos o de otra índole y que nuestra respiración y su efecto maximice sus beneficios en nuestro organismo.

Beneficios de estos ejercicios de respiración

A continuación hablaremos de algunos de los beneficios que tienen este tipo de ejercicios de respiración para tu organismo.

1.- Mejora nuestra capacidad para absorber nutrientes

Hay que decir en primer lugar un beneficio de los ejercicios de respiración que, con mucha frecuencia, pasa desapercibido. Este tipo de ejercicios de respiración contribuyen a distribuir mejor el oxígeno y, con ello, hacer que nuestro metabolismo (que funciona con dicho elemento) funcione mejor y se transformen mejor los alimentos en energía.

2.- Incrementa la cantidad y eficiencia de los glóbulos rojos

El segundo beneficio de estos ejercicios de respiración es que aumentan la cantidad de glóbulos rojos en sangre. Estos son las células encargadas de distribuir el oxígeno por nuestro organismo.

3.- Mejora la salud de nuestros pulmones

Tal y como hemos dicho previamente, la salud de nuestros pulmones se ve fortalecida con estos ejercicios de respiración gracias a que vamos aumentando progresivamente su capacidad. Son ejercicios que nos ayudan a mejorar aspectos esenciales como la cantidad de oxígeno que podemos introducir en ellos así como el propio funcionamiento de nuestros pulmones.

4.- Mejora el funcionamiento de nuestro sistema nervioso

Un mayor incremento de la cantidad de oxígeno disponible en nuestro cuerpo y especialmente en nuestro sistema nervioso hace que este comunique de una forma más efectiva. De paso, los ejercicios de respiración contribuyen a hacer que funcione de una forma más relajada, ayudando con ello a un estado mucho más positivo para nuestro cuerpo.

5.- Mejora el funcionamiento del sistema circulatorio

Otro de los beneficios que da este tipo de ejercicio de respiración tiene que ver con nuestro propio sistema circulatorio. Una mejor calidad y oxigenación de nuestra sangre ayuda a que su estado sea óptimo y con él el de todo nuestro organismo. Lo hace aumentando la eficiencia de las funciones cardíacas de nuestro corazón.

Echa un vistazo a nuestra red de gimnasios en Barcelona para descubrir el más cercano a ti y empezar a beneficiarte de los mejores profesionales y las mejores instalaciones.

Descarga nuestro último e-book GRATIS

Descarga nuestro último e-book GRATIS

Hazte socio. alta Online

La manera más fácil de hacerte socio de Eurofitness.
Hazte socio ahora on.line y disfruta de las ventajas exclusivas sólo para altas on.line.
Te lo ponemos fácil: seleccionas el Club, llenas los datos personales, arrecifes la oferta que más se ajuste a tus necesidades y haces el pago ¡!

1. Datos de contacto
2. Seleccionar opciones
3. Pago

Solicita tu invitación

Te invitamos a que disfrutes de Eurofitness. Rellena el formulario con tus datos y dispondrás de una invitación personal.

Género
Documento
Fecha de nacimiento

Formulario de contacto

Déjanos tus datos y contactaremos contigo.