¿Conoces qué tipos de aditivos alimentarios existen?

aditivos alimentarios

A estas alturas, seguramente que todos hemos oído hablar de los aditivos alimentarios. Así es, los alimentos que consumimos que no pueden considerarse totalmente frescos como lo serían las frutas o las verduras. La mayoría contienen unos componentes que prometen ser útiles para preservar los alimentos, pero que pueden incidir de forma negativa en nuestra salud.

Qué son los aditivos alimentarios

Se pueden definir como un conjunto de sustancias que son artificiales; por tanto, no vienen incluidos de manera natural en los alimentos. Se añaden con el fin de conservar, agregar, potenciar o cambiar algunas de las características de estos.

Su principal objetivo es, sin duda, preservar los alimentos en el mejor estado durante el máximo tiempo posible. Y esto no es nada malo, ya que un alimento que se altera puede proliferar hongos y bacterias.

Aunque la mayor parte de los aditivos alimentarios que conocemos hoy día son sintéticos, el modo de preservación de los alimentos es algo que existe desde tiempos remotos. Nuestros antepasados ya usaban sal, azúcar o dióxido de azufre con este objetivo.

Cuáles son los tipos de aditivos alimentarios

Atrás quedaron esos tiempos en lo que todo era natural, y la mayor parte de preservantes y otros aditivos que conocemos hoy son sintéticos. Estos son los más destacados:

Conservantes

Es uno de los grupos de aditivos alimentarios más conocidos, y su función es la de preservar el alimento en buen estado evitando su deterioro. Los más destacados son el ácido sorbido y benzoico, o algunos tipos de nitratos que se agregan en embutidos y productos con adobo.

Aromatizantes

Estos aditivos alimentarios se agregan en diversos alimentos con el fin de potenciar su aroma y sabor. Además de hacerlos más atractivos al consumidor. Los ingredientes en los que más se usan son la bollería, los vinos o los cereales, justo algunos de los que parecen causar adicción.

Colorantes

Estos pueden sintéticos o naturales, y tienen como fin provocar una mejora en el aspecto de los alimentos a través de la modificación del color. Por tanto, su sabor no suele alterarse, pero su color se convierte en atractivo para el consumidor. Entre los más destacados naturales se encuentran la clorofila o el azafrán. En los sintéticos, debemos mencionar la eritrosina o la tartracina.

Antioxidantes

La oxidación es un proceso natural que hace que los alimentos cambien de color y sabor. Podríamos decir que es el paso previo a la putrefacción. Si bien es cierto que muchos alimentos contienen antioxidantes de forma natural, en otros muchos se hace necesarios añadirlos para protegerlos de este proceso. Entre los antioxidantes más conocidos podemos mencionar el ácido L-ascórbico, el láctico o el cítrico.

Estabilizantes y espesantes

Cualquiera de ellos tiene la función de modificar la textura de un alimento; tal vez para hacerlo más atractivo o simplemente más sencillo de comer. Gracias a ellos podemos disfrutar de alimentos con textura de gel o emulsionados. La pectina y el sorbitol son los más utilizados.

Almidón

Los almidones se usan para mezclar dos o más tipos de alimentos que por ellos mismos no podrían unirse.

Edulcorantes

No hay duda de que este tipo de aditivos alimentarios pretende alterar el sabor de los alimentos para darles un toque más dulce. Normalmente, se usa como un sustituto del azúcar para productos light o destinados a personas que tienen algún tipo de enfermedad. Los más conocidos son la sacarina y el aspartamo, aunque debido a la mala fama que ha cobrado este último, cada vez se está utilizando más la estevia. Se trata de un edulcorante natural que no es dañino para la salud.

Potenciador del sabor

Gracias a este tipo de aditivos alimentarios, hay alimentos que contienen mucho más sabor del que tendrían de manera natural. El ácido L-glutámico es el que más se utiliza, aunque también se pueden encontrar otros en el mercado.

A pesar de que muchos de estos aditivos no son dañinos para la salud, te recomendamos leer las etiquetas de los alimentos y fomentar en tu vida el consumo de alimentos frescos, de modo que puedas mantener una buena salud. Llevar una alimentación saludable, junto con un poco de ejercicio físico, es la única manera de sentirnos bien por dentro y por fuera.

Si quieres estar al tanto de más información valiosa como esta, o necesitas ayuda para un cambio de hábitos, síguenos en nuestras redes sociales: YouTube, Facebook e Instagram.

Descarga nuestro último e-book GRATIS

Descarga nuestro último e-book GRATIS

Hazte socio. alta Online

La manera más fácil de hacerte socio de Eurofitness.
Hazte socio ahora on.line y disfruta de las ventajas exclusivas sólo para altas on.line.
Te lo ponemos fácil: seleccionas el Club, llenas los datos personales, arrecifes la oferta que más se ajuste a tus necesidades y haces el pago ¡!

1. Datos de contacto
2. Seleccionar opciones
3. Pago

Solicita tu invitación

Te invitamos a que disfrutes de Eurofitness. Rellena el formulario con tus datos y dispondrás de una invitación personal.

Género
Documento
Fecha de nacimiento

Formulario de contacto

Déjanos tus datos y contactaremos contigo.